10668781_10152703236804883_120954128_n.jpg

Síguenos

 

Lupa

Noticias

Palabras que nacen del corazón

AlejandroBetancur Grados_2017_2_Discurso

El pasado 30 de noviembre, en el Bachillerato Creativo de Colegiatura, se llevó a cabo la Ceremonia de Autorreconocimiento, un espacio para que los graduandos se identificaran como seres críticos, autónomos, independientes, creadores y agentes de cambio. El docente Alejandro Betancur les dedicó unas palabras a los estudiantes, y hoy compartimos esas mismas palabras con ustedes.

CINCO RAZONES PARA AMAR LA VIDA

Medellín, 30 de noviembre de 2017

A veces el silencio y la aridez se expanden por las estrías de la piel, como si el tiempo –esa quimérica forma de velar el destino de los humanos– se materializara para trazar un mapa emocional: El paréntesis de la sonrisa legítima o con desgano en la comisura de los labios, las sesudas reflexiones sobre la esencia del ser impresas en las líneas de la frente, el entrecomillado del ceño originado por el interés y la preocupación, y por supuesto las arrugas preriorbitales, mejor conocidas como “patas de gallina”, producidas cuando agudizamos la mirada, o permitimos que nos visiten repetidamente la melancolía o la felicidad, y en ocasiones, ambas al mismo tiempo, en la zona en que confluyen la risa y el llanto. Nuestra existencia es una amalgama de presencias, cuyos gestos, señas, tonos y ritmos de voz, lecturas y percepciones de la realidad, se añaden como una impronta para resignificar nuestra representación en el mundo.

En el 2017, cinco estudiantes del grado 11 del Bachillerato Colegiatura Colombiana sentaron su precedente histórico en nuestro propio collage de la memoria: Alejandra, es una joven con aire despistado y mirada inocente, a ratos se comporta como una mamá, aunque sus compañeros le digan “abuela”, posee una extraordinaria habilidad, que pocos tienen, de reírse de sí misma, es dulce, observadora y prudente. Valeria, llegó este año a hacer parte de la familia, su sonrisa pícara, su gracia y espontaneidad, calaron con facilidad en el grupo; cuando ríe, su rostro se silencia en una pausa que antecede por milésimas de segundo a la contundente carcajada; rápidamente se fusionó con Luisa, alias “Luisaria Tijeras”, una mujer con mucho carácter, intensa, impetuosa y muy perspicaz, que se ganó el respeto y el cariño de todos nosotros, y cómo no, si padecimos y disfrutamos al mismo tiempo, todos y cada uno, su ternura salvaje e indómita… Por supuesto, las pequeñas recesiones en las zonas laterales del área frontal superior de mi cabeza -obviamente esto es un eufemismo para referirme a mis entradas- también extrañaran la importancia que ella les daba.

Felipe es uno de esos casos de los cuales nos sentimos orgullosos al finalizar el proceso, floreció en el transcurso de este tiempo y trasformó su timidez en decisión; guardó en el cuarto de San Alejo las excusas, se dejó crecer un poco más el cabello, lo que acentuó su toque de misterio, sin abandonar su característica tendencia a la discreción y al silencio, y lo más asombroso: bailó. Sara Manuela personifica el espíritu de La Cole, su sensibilidad, su espíritu inquieto, reflexivo, crítico y creativo la distinguieron y le valieron el reconocimiento como personera; hizo leyenda en la clase de español, tanto que mis estudiantes de la I. E. San Juan Bautista de la Salle aprendieron de ella, a partir de su método para acentuar una palabra, que consiste en pronunciar el vocablo y extender la sílaba tónica como un fantasma, por ejemplo, “suricaaaaato”, por mencionar una palabra que les debe de ser tan familiar a Felipe y a ella, como el personaje del Profesor Calvillo de la serie animada de Disney “Pecezuelos” –no voy a entrar en detalles sobre el parecido que me hallaron–; desde que nos conocimos hubo una extraña conexión, coincidimos particularmente en nuestros gusto por la literatura, los vinilos, el VHS, y lo más asombroso en mucho de lo que pensamos.

A partir de este instante, se separa la trayectoria de nuestro camino, Maluma, “El Llane”, Green Day, Steven Universe, vendrán ocasionalmente a visitar nuestros sentidos, para dibujar la nostalgia en nuestras líneas de expresión y evocar que algún día compartimos el mismo espacio con estos cinco seres maravillosos, con los cuales tuvimos la fortuna de encontrarnos en el camino. Estarán siempre en nosotros.

Alejandro Betancur Gómez
Docente Bachillerato Creativo

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional (DECRETO 1295 DE 2010, ARTÍCULO 39)